Aprovecharse de un jugador en tilt

En el poker Texas Hold'em cuando descubras a un jugador que está “on tilt” (en estado de frustación) y esta jugando de manera súper agresiva, maniac, sin ninguna coordinación lógica aparentemente, tienes que saber cómo actuar y cómo comportarte contra él para que seas tú y no él que tome la delantera y te puedas aprovechar de ello.

Lo mejor es ubicarle lo antes posible para poder cazarle cuanto antes. Ubicarle pronto no quiere decir que haya que atacarle pronto. Justamente no tendrás que ser tú el que ataque, sino que será mejor esperar a que él te ataque.

En el caso de que lleves una jugada muy fuerte contra un jugador con este perfil, es incluso mejor no resubirle la apuesta. Este tipo de jugador en tilt, lo que quiere es llevarse la mano a toda costa, y hará cualquier barbaridad para conseguirlo, aunque si le metes una apuesta o resubida y no tiene nada obviamente se tirará. Por eso mismo te conviene que llegue hasta el river, momento en el que se decide la mano. Este momento suele ser el elegido para que este jugador haga su farol, por eso mismo déjale apostar a él, ya que seguramente lo haga, sobre todo si no lleva absolutamente nada.

Este tipo de actitud en el poker se caracteriza por tanto por una agresividad exagerada, un rango de manos altísimo y sobre todo por querer ganar el mayor numero de manos. Es una actitud que calentará mucho la mesa por lo que es el mejor momento para que tú te mantengas lo más frio posible.

En caso de que te entre una buena mano de inicio, no dudes en resubirle pre-flop ya que a menos que lleve una completa basura te pagará con casi todo. Lo mejor es hacerle una apuesta de continuación, sobre todo si te ha ayudado el flop, para situarle un poco. Ten cuidado si hay posibilidades de color o de escalera, en ese caso protege tu mano ya que en todo caso no quieres que este jugador te complete algún proyecto que te gane. Si no hay proyectos y tienes la mejor mano, hazle la apuesta de continuación, y si entra en la mano pagando o subiendo, déjale que tome la iniciativa y espérale hasta el river., ya que no cesará en su empeño de llevarse la mano.

En definitiva la estrategia a seguir con estos jugadores furiosos del poker es dejarles ahogarse en su propio charco, aprovecharse de su codicia y hacer que se vuelva contra ellos. Para ello más que nunca hay que saber ponerse en su mente para saber cómo afecta en su juego. Aunque lo más importante quizás es no dejarte llevar en cualquier aventura solo por pensar que es un jugador maniac, ya que el fin último de su estrategia es embaucar a alguien que se piense que no lleva nada y engañarle.