Cuando hacer una apuesta de continuación

En el poker Texas Holdem una apuesta de continuación o “continuation bet” consiste en lo siguiente: cuando un jugador ha subido la apuesta en la ronda pre-flop, por norma general realizará una apuesta “de continuación” en la siguiente ronda, el flop en este caso.

En el Texas Hold'em existe una gran diferencia entre la estrategia de cash game y de torneo en este campo. Efectivamente, en torneo, no son tan típicas estas apuestas de continuación ya que te pueden llevar a perder fichas si lo haces a cada vez. Sin embargo en cash, es una forma de meter presión a tus rivales.

De manera global, el significado de una apuesta de continuación cuando estas jugando al Texas Holdem es que has subido la apuesta pre-flop con una muy buena mano, y en el flop, aunque no haya acompañado demasiado, sigues teniendo la mejor mano.

También por norma general, el jugador que hace esta apuesta se llevará el bote la mayoría de las veces. Podemos hacer una pequeña conclusión que consistiría en decir que, por norma general, haremos una apuesta de continuación cuando hayamos hecho una subida pre-flop. Aunque esta afirmación tiene numerosas excepciones. Evidentemente habrá que matizar el hecho de ser “por norma general”, lo que no quiere decir que sea por obligación, ni que se vaya a hacer siempre.

Por un lado la apuesta de continuación es una especie de apuesta de base que se hará normalmente casi independientemente de lo que haya salido en el flop, por lo que si has conseguido una buena jugada con el flop, el hecho de apostar también en el flop no querrá decir gran cosa y tu jugada podrá mantenerse tapada. Si por el contrario el flop no ha acompañado nada a tu jugada de inicio, esta apuesta de continuación podrá consistir en una opción de farol para llevarte el bote inmediatamente.

Decimos que esta apuesta de continuación se efectúa la mayoría de las veces, ya que además en el poker Texas Holdem el que apuesta originariamente en la ronda anterior suele ser respetado. Esto significa que el “original raiser”, esté en la posición que esté, suele llegarle la mano sin apuestas debido a una especie de “respeto” intrínseco respecto al que subió la apuesta en un inicio, lo que le permitirá normalmente llevar la iniciativa de la mano.

Pero muchas veces, también debido al hecho de que la apuesta de continuación sea una especie de rutina, el resto de jugadores puede intentar dejar apostar al original raiser para después resubir a su vez (Check-raise). Otras veces algún jugador decidirá no respetar al que subió inicialmente y apostará de cara, pero esta situación es mucho más rara, ya que lo normal es dejar la palabra al que apostó inicialmente, y a partir de ahí realizar el movimiento deseado.

Podemos concluir que en el poker Texas Holdem la apuesta de continuación (“continuation bet”) marca una pauta de comportamiento general, es una forma de mantener la iniciativa. Aunque esta iniciativa no siempre se respeta, y se puede utilizar en un sentido u otro.