La posición de los jugadores en una partida de poker

Las posiciones del poker, la posición que ocupa cada jugador en una mesa de poker es una de las cuestiones más importantes de la partida puesto que nos ofrecerá pistas acerca de las estrategias que sigue cada uno de ellos.

Si nos fijamos en la forma en la posición de los jugadores se encuentren sentados en torno a la mesa podremos recoger muchas pistas a la hora de confeccionar nuestra propia estrategia y averiguar ante qué tipo de jugador nos enfrentamos puesto que todos estos aspectos condicionarán nuestra forma de jugar las cartas.

Normalmente en una mesa de poker las posiciones se suelen dividir en sectores. Early position, estas son las primeras posiciones, médium position, las posiciones medias y late position, las últimas posiciones. Y sin lugar a dudas la posición más agradecida por todos los jugadores es la última puesto que cuentan con la ventaja de haber visto los movimientos de sus rivales. Para referirse a esta posición los jugadores normalmente recurren a la expresión, in position, tener posición, o jugar con posición. Y por el contrario se refieren a estar fuera de posición, out of position, para referirse al primer jugador que tiene que hablar.

La última posición además marca el orden de actuación del resto de la mesa. Es decir, el jugador que este sentado justo a su izquierda será el encargado de poner la ciega pequeña y el que le sigue justo a la izquierda será el jugador que ponga la ciega grande.

El primero en hablar se conoce por el nombre de “under the gun”. Pero recordemos que en cada mano las posiciones se van turnando. Una vez dada por terminada una mano, las posiciones se mueven una posición hacia la izquierda y de este modo los jugadores van pasando por todas las posiciones.

Los jugadores que están entre las primeras posiciones suelen efectuar un juego más tímido puesto que no saben a qué atenerse, apenas disponen de información acerca de sus rivales, mientras que los jugadores que estén entre las últimas posiciones serán mucho más agresivos puesto que disponen de mucha más información de la situación de la mesa, y de cada jugador, de las estrategias que han ido desarrollando.

Todo esto son suposiciones generalizadas ya que siempre se producen excepciones, y cada jugador va modificando su estrategia dependiendo del momento en que nos encontremos de la partida. Así veremos estrategias como slow-play, faroles, o all-in, en momentos inesperados de la partida, y estas estrategias son de las que se valen todos los jugadores para ir creando una estrategia propia.

La posición en el poker siempre es importante, independientemente de la modalidad a la que se esté jugando y del número total de jugadores que estén sentados en la mesa.