El juego del poker y su salto a Internet

La historia del poker está plagada de anécdotas y curiosidades interesantes. No existen datos o documentos relevantes que demuestren la razón de su existencia, o su autoría, es más sus orígenes son bastante confusos, y aun así el poker y el mundo del poker no ha dejado de evolucionar a lo largo del tiempo.

Gracias a la televisión y mucho más aun a internet, se ha convertido en un juego más que habitual para millones de personas en todo el mundo.

En un principio fueron las series mundiales las le dieron un gran empujón para convertirlo en un juego internacional. Así llegaron los mejores jugadores, comenzaron a nacer grandes estrellas que año tras año se repartían los brazaletes y los premios desorbitados que se jugaban en las mesas. Era como un juego limitado para unos pocos, unos pocos agraciados que estaban por encima de las posibilidades de los demás, eran como unos dioses del poker que se movían a sus anchas en su mundo perfecto y pocos tenían acceso a él.

Y llegó la televisión, y las retrasmisiones multitudinarias. Esto fue sembrando una especie de germen que llevó a plantearse a más de uno la posibilidad de sentarse en esas mesas de dioses, en ser uno de los que disputasen las grandes partidas en los casinos más famosos de Las Vegas. Así poco a poco iba creciendo la participación en los torneos en vivo. Digamos que el Poker personificó el sueño americano, era una forma inmejorable para convertirte millonario e influyente. En los cuatro días que dura un torneo tendrías la oportunidad de convertirte en un gran millonario. Suena bien, verdad.

Con el fenómeno de internet este juego estuvo todavía más al alcance de cualquier persona. Solo con un click podías sentarte en una mesa y disfrutar de una partida. Asi de fácil. Parecía que el mundo de las estrellas del poker ya no era tan exclusivo, ya no hacía falta tener un fajo de billetes para sentarte y disfrutar de una partida. Ahora podías jugar incluso gratis y conseguir premios jugosos, y si no que se lo preguntes a Chris Moneymaker.

Efecto MoneyMaker

En el año 2003 Chris Moneymaker se registró en un satélite de 39$ en una conocida sala de poker de internet, PokerStars, y ganó consiguiendo un asiento para las series mundiales, algo impensable si tenemos en cuenta que estamos hablando de un jugador principiante sin apenas experiencia. Era un jugador novato que había conseguido colarse en el templo de las estrellas del poker. Aparentemente parecía que poco pintaba o tenía que hacer aquí pero contra todos los pronósticos Moneymaker se dirigió a Las Vegas, ocupó si silla y comenzó a jugar.

Chris llegó hasta la mesa final, y una vez allí no se detuvo. Ganó el prestigioso brazalete y los 2.500.000 millones de dólares. Era la primera vez que vivíamos una historia semejante. Y es de esas historias que dejan huella.

Esta historia provocó una oleada de interés, fue un efecto que muchos bautizaron con el nombre de “efecto moneymaker”. Era como un cuento en el que un aficionado se colaba en el paraíso de los titanes del poker y se llevaba el brazalete, su premio más preciado.

Desde este momento este juego parecía más accesible a cualquier persona, todos podíamos ser Moneymaker. Y de este modo millones de personas comenzaron a jugar al poker en internet en distintas salas online de todo el mundo. Era como la fiebre del poker que actualmente sigue viva.

El Boom

El boom del poker ha llegado hasta tal punto que muchos países se han llegado a plantear considerar a este juego como un deporte profesional puesto que como ya sabemos se trata de un juego en el que no vale con el azar sino que tienes que realizar un gran esfuerzo mental y físico, al igual que ocurre con el ajedrez, por ejemplo.

Este juego cada vez tiene más usuarios quizá por el seguimiento mediático que tiene o por el auge de internet. Las salas más importantes de poker por internet llegan a tener sentados cientos de miles de jugadores en sus mesas y esto no es todo. Cada vez se juega por más países con torneos en vivo tales como el EPT, LAPT, WPT, no hay rincón que se resista a su conquista.

Internet es sin lugar a dudas el punto de encuentro en el que diariamente millones de jugadores comparten mesas virtuales. Juego para unos, deporte para otros, y la forma de llevar el pan a su boca de unos pocos.

El mundo del poker y sus seguidores están en pleno auge, por lo que estamos hablando de un movimiento difícil de reducir y más aún desde que ha dado su salto a Internet.