Poker, sus orígenes, evolución y situación actual

En el poker, al igual que ocurre en muchos otros ámbitos, es muy difícil llegar a un consenso sobre el origen y autoría de un juego, hoy, multitudinario. Las primeras investigaciones apuntan a la civilización china, veamos.

La teoría principal que mayoritariamente se sostiene sobre el origen del poker es que alrededor del año 900 d.C los chinos como derivación del mítico dominó chino pudieron crear este juego de naipes, además existen algunas referencias históricas que afirman que alrededor del año 969 el emperador Mu-Tsung, en año nuevo, jugaba a este juego de cartas-dominós, poker, con su esposa.

Otra civilización a la que se le atribuye la autoría e invención del juego, es a los persas, y en concreto a su juego “as nas”. En este juego participan cinco jugadores con 25 cartas de cinco palos distintos. Este juego cuenta con registro histórico desde el siglo XVII.

La relación y la mezcla entre civilizaciones es una constante en toda la historia del poker, es posible que los marineros persas enseñaran este juego a los colonos franceses que estaban en Nueva Orleans alrededor de 1480.

En estas fechas, los franceses comenzaron a jugar a, poqué, un juego en el que se apostaba y se realizaban faroles para engañar o despistar al contrincante. Y fue aquí cuando por primera vez se utilizaron unas cartas con picas, tréboles, diamantes y corazones.

A partir de aquí el poker comenzaría a extenderse y difundirse por todo los Estados Unidos. A través de la ruta del Río Mississipi gracias a los buques a vapor se difundiría por los ríos de Mississipi y Ohio, y más tarde a través del ferrocarril y de las carreteras. Como vemos las infraestructuras y las comunicaciones son imprescindibles para que la información y el juego puedan extenderse y puedan popularizarse.

En el siglo XIX, periodo en el que se desarrolla la guerra civil norteamericana, el país comenzaría a extenderse hacia el oeste y es bajo estas circunstancias en las que modalidades como Stud de 5 cartas, Stud de 7 cartas, Texas Holdem, Omaha y el Omaha Hi-Low, se hicieron populares en todo el estado norteamericano. Esta es la principal causa de que cuando cualquiera de nosotros pensamos en este juego la primera imagen que nos venga a la imaginación sea el lejano oeste americano.

Casualmente el primer Estado que comenzó a poner trabas al desarrollo de este juego fue Nevada, considerada hoy la tierra santa del juego.

Alrededor de 1910, El Estado de Nevada creó una ley por la que condenaba y perseguía todos los juegos de apuestas puesto que los consideraba delitos grabes. El ministro de California consideró que la modalidad Draw se basaba principalmente en habilidad por lo que esta modalidad no se perseguiría. Sin embargo el Stud se comenzó a perseguir y a prohibir puesto que la base del juego residía básicamente en el azar.

De este modo la modalidad de Draw comenzó a crecer y a desarrollarse y así poco a poco, Nevada se fue convirtiendo en la sede principal de los juegos de casino, hasta que en 1931 esta ley tuvo que derogarse.

Durante los años 70 el Texas Holdem se convirtió en un juego de culto, una modalidad que se convirtió en la más popular y la más demandada. Hasta tal punto que llegó a convertirse en el juego principal de la Series Mundiales de Poker.

Generación tras generación este juego ha pasado la prueba de fuego del tiempo. Civilización tras civilización se ha ido enriqueciendo y fortaleciendo guardando las formas básicas, conservando los conceptos básicos referentes a la estrategia psicológica o al rango de cartas con las que consiguen hacerse los juegos y vencer las partidas.

En el mundo del poker existe una jerga, un vocabulario típico que le hace ser único e inconfundible que además muchas de esas expresiones son reconocibles y utilizadas incluso fuera de este ámbito, veamos algunos ejemplos.

Cuántas veces no hemos oído la expresión, de llevas un as en la manga, o la de tienes cara de poker. Todas estas expresiones vienen del mundo del poker y sin embargo ya se han hecho habituales en cualquier contexto.

En sus inicios sonaban así, call the bluff, ver un farol, wild card, carta comodin, poker face, cara de poker. Todas estas expresiones y más, salieron de las mesas de poker y hoy son parte de la vida cotidiana.

De esta forma poco a poco el poker comenzó a formar parte de nuestras vidas. En los años 70 con el nacimiento de las series mundiales los torneos tal y como los conocemos hoy se fueron haciendo populares en todos los casinos.

Primero aparecieron libros que contaban las reglas, características básicas y estrategias, como Super System, de Doyle Brunson. Actualmente es más habitual en las librerías títulos que cuentan las aventuras de los grandes jugadores de poker. Cómo empezaron las grandes estrellas y cómo empezaron a brillar hasta parecer planetas. Estos son los libros que más interesan actualmente.

Hoy en día el poker ha crecido tanto que no hay ni un medio de comunicación, ni uno sólo que no se interese por sus torneos o sus novedades. Es frecuente encontrar una sección dedicada a este juego en los diarios digitales, revistas especializadas, programas de televisión que tratan única y exclusivamente de poker, narrando partidas o retrasmitiendo grandes eventos.

La gran explosión mundial que está viviendo el poker se debe principalmente a su uso y disfrute a través de internet, con grandes salas que organizan partidas y eventos multitudinarios y millonarios.

Este boom comenzó concretamente en el año 2003 cuando un joven principiante sin experiencia se clasificó a través de un torneo satélite online para las WSOP, consiguió su asiento y finalmente se llevó el brazalete dejando a un lado y con la boca abierta a las grandes y viejas figuras del poker. Chris MoneyMaker fue el joven que protagonizó el cambio generacional, en cambio en las costumbres de poker.