Bill Smith, la estrella de los años 80

Bill Smith

Nombre: Bill Smith
Fecha de nacimiento: 17/12/2018 (Falleció en el 1997)
Nacionalidad: Estadounidense
WSOP: 1 brazalete de ganador del Main Event en 1985, 3 mesas finales del Main Event
EPT: -
WPT: -
Ganancias estimadas: Más de $1M

Una leyenda del poker cuanto menos peculiar. Bill Smith era un jugador peligroso, jugaba sin límite. Fue uno de los jugadores míticos en la década de los ochenta.

Hizo tres mesas finales en el Evento Principal de las WSOP, hasta que en 1985 llegó su turno y consiguió el preciado brazalete de oro y diamantes. Jugaba por placer, sin importarle nada más. Ni siquiera se preocupaba por si tenía dinero o no, por eso era un jugador tan peligroso, porque no tenía límites.

Le gustaba beber, y eso le complico las cosas alguna que otra vez. O quizá era la pócima secreta de su inspiración, ya que más de un evento lo ha ganado cuando estaba totalmente embriagado por el alcohol. A pesar de todo no puede negarse su habilidad con los naipes, borracho o sobrio consiguió embolsarse más de un millón de dólares, estamos hablando de hace muchos años ya por lo que fue una considerable cantidad de dinero la que llegó a juntar.

Asimismo, Bill Smith tenía un don especial para leer las manos de sus oponentes, nadie podía hacerlo mejor que él. Este don se desarrollaba cuando había bebido, es por lo que decimos que era su pócima secreta, con la que se inspiraba.

Bill Smith era originario de Dallas, Texas. Se le conoce mundialmente por ser un excelente jugador de poker. En el Evento Principal de las WSOP de 1985, en el que consiguió el brazalete, venció al mismísimo TJ Cloutier con un par de tres en tres.

Bill es un personaje mítico de la historia del poker, y como no podía ser menos, existen varias leyendas o historietas sobre él. Una de las más famosas es aquella que nos da unas pinceladas sobre cómo se vivía el poker en aquella época. Para que nos hagamos una idea, Bill Smith era asiduo a las partidas de poker. Estaba jugando con unos amigos a poker, cuando la policía entró en la sala y los arrestó a todos. Las partidas de poker organizadas, muchas veces rozaban la legalidad, por lo que Bill y sus amigos acabaron en la cárcel. Tan pronto como los soltaban volvían a reanudar la partida, hasta que la policía volvía a aparecer. Y así hasta un total de tres veces en el mismo día.

Finalmente Bill Smith murió en 1997 habiendo dejado su huella en la historia del poker. Además de los diferentes torneos que ganó en la WSOP, Bill consiguió una gran fortuna jugando torneos de Cash.