Los Bad Beats y sus consecuencias

Los famosos bad beats, son lo que podríamos traducir por una especie de mala corazonada. En este sentido, un bad beat consiste en que “te rompan el corazón en el poker”. Un bad beat ocurre por tanto cuando tras haber jugado bien una mano, acabas perdiéndola con la que supuestamente era la mejor mano. Suele ocurrir que tras haber entrado en un “race” con otro o varios jugadores all-in, y así abandonado a la suerte aunque con todo apuntando a que vas a ganar, salga la carta que te hace perder.

Un bad beat se inicia por tanto haciendo una buena jugada, es decir que después de haber apostado o visto una apuesta en el momento oportuno, y una vez abandonado a la suerte de las cartas con más posibilidades de ganar que nuestro rival, acabamos perdiendo.

Lo más importante de este concepto son las posibles reacciones que un bad beat puede acarrear. Tenemos que empezar diciendo que un bad beat es pura mala suerte y que significa que hemos jugado bien nuestras opciones aunque no nos haya acompañado la suerte. De aquí se desprende la idea de que debemos seguir jugando así, olvidarnos de la suerte y centrarnos en maximizar nuestro juego, y si por lo que sea nos toca la mala suerte, saber mantener nuestro estado de ánimo intacto.

Un bad beat nos debe afectar únicamente en el mismo momento de perder una mano, pero en cuanto la siguiente mano este repartida debemos hacer borrón y cuenta nueva y que este percance no afecte en absoluto para futuras decisiones. Decimos todo esto ya que muchas veces un bad beat no tiene su lado más negativo en la mano que acabamos de perder, sino en lo que podamos perder a continuación. Esto se debería a que un bad beat nos puede llevar a revelarnos y a entrar en un estado de "tilt" (frustación) que afecte notablemente a nuestro juego.

En definitiva solo nos queda pensar que unas veces se gana y otras se pierde. El poker es un juego que tiene la suerte como condimento, pero que a la larga pone a cada uno en su sitio, por lo que si continuamos a hacer un buen juego y a maximizar nuestras posibilidades de ganar la suerte acabara de nuestro lado.

A modo de apunte podemos resaltar que en algunos casinos se premia con un bote o “jackpot” algunos bad beats. Hay que precisar que esto está reservado únicamente a algunos Bad Beats extremos que consistirían en perder con poker o escalera de color frente a una escalera de color mejor o a perder con full de ases frente a poker o a escalera de color. Esto depende de cada casino, pero cuando veamos “bad beat jackpot” no quiere decir que lo vayamos a ganar con cualquier golpe fuerte de mala suerte sino por perder con una mano enorme (full de ases, poker o escalera de color).

Podemos poner un ejemplo de gran bad beat en el que quedó eliminado del WSOP Main Event, Frank Kassela, el que terminó siendo WSOP Poker of the Year pero que en el Main Event tuvo muy mala suerte aunque aún así terminó en premios.

http://www.youtube.com/watch?v=csCAYdx5B4Y