Comportamiento en una mesa de poker en vivo

Cuando juegas una partida de poker en vivo, es muy importante que te comportes correctamente guardando el respeto hacia la gente que te rodea. Para ello existe un código de conducta que podría ser común a cualquier acto social.

Aparte de esto, existe una especie de protocolo del poker, que llamaremos normas de etiqueta. Analizaremos en segundo lugar todas estas normas de comportamiento específicas de una mesa de poker.

1. Código de conducta

Como decíamos, el código de conducta en una mesa de poker puede ser comparable al de cualquier evento público. Así pues podrás ser penalizado con pasar un tiempo sin jugar o incluso con ser expulsado definitivamente.

Está prohibido decir palabrotas tales que insultos, amenazas... con la excepción de unas pocas palabras feas autorizadas, y siempre que se utilicen con mesura, como por ejemplo llamar burro a un rival, pero poco más, y aun así es fuertemente desaconsejable.

También está prohibido usar la violencia en sentido amplio, es decir que no se puede gritar, ni hacer gestos bruscos u obscenos, ni dar golpes, ni romper cosas…

Sobra decir que no se puede hacer trampas, llevar armas o consumir sustancias ilegales…

2. Normas de etiqueta

Esta parte es quizás más importante por ser más específica del poker. Aunque en términos globales será menos castigado que las citadas en el apartado anterior. En estos casos, normalmente te darán uno o varios avisos antes de que seas penalizado con posibles exclusiones. O en otros casos, simplemente el hecho de no conocer estas normas, te podrá causar un perjuicio en cuanto a que te obligará a realizar un movimiento no deseado o te hará perder una mano que podía ser ganadora.

Podemos clasificar estas normas de etiqueta en varios apartados:

  • Posicionamiento de fichas y cartas.

    En este apartado cabe simplemente decir que las fichas las deberás colocar de manera ordenada y con las fichas de mayor siempre a la vista, de manera que croupier y rivales puedan rápidamente contar y reconocer la amplitud de tu stack.

    Las cartas siempre tienen que estar a la vista, preferiblemente enfrente o al lado de tus fichas para que el resto de jugadores vea que estas presente en la mano. Además es muy aconsejable que protejas tus cartas con un “card protector” que puede ser desde cualquier ficha hasta cualquier amuleto de la suerte. Esto no es ninguna tontería, y más si estas en los sitios que flanquean al croupier, ya que en un momento dado tus cartas pueden quedar inservibles si no están de esta manera protegidas. Se puede dar el caso que el croupier te las recoja si no las ve protegidas, o que otro jugador al tirar las cartas las mezcle con las tuyas. Si esto ocurriese no habría vuelta atrás y perderías definitivamente tu mano por muy buena que fuese.

  • Al hacer una apuesta.

    En el poker no se pueden hacer apuestas fraccionadas. Esta norma consiste en que no puedes hacer una apuesta en varias partes ya que se considera que podría tener influencia en los demás según el tamaño de cada apuesta. Así pues si deseas hacer una apuesta sin anunciarla a viva voz deberás preparar las fichas en una sola vez, y empujarlas al centro de la mesa en un solo movimiento. Si se diese el caso de que hicieses un movimiento de apuesta fraccionada, se tomarán las siguientes decisiones según cada caso: si en el primer movimiento tus fichas no alcanzaban o no doblaban la apuesta anterior, se considerará como que has pagado la apuesta. Si tus fichas del primer gesto en la apuesta, doblaban la apuesta de tu rival, se considerará que estas subiendo la apuesta, pero solamente de la suma de ese primer gesto en la apuesta.

    En todo caso hay que decir que lo que se anuncia a viva voz prevalece ante cualquier movimiento, siempre que se haya anunciado con anterioridad. Por eso es más que aconsejable anunciar con voz las apuestas e incluso precisando la cantidad deseada, ya que evitarás posibles errores. Por ejemplo, si no anuncias una subida, y pones una sola ficha grande en la mesa, se considerará como que has pagado la apuesta simplemente aunque tu intención fuese de subirla. Sin embargo, si pones varias fichas más de las que hay en la apuesta de tu rival, se considera una subida. Si por ejemplo anuncias que vas a hacer una subida pero pones menos fichas de las correspondientes, se considerará que estás haciendo una subida mínima, no pudiendo realizar otra subida diferente.

    Al hacer la apuesta, no debes lanzar las fichas al aire al centro de la mesa ya que se pueden mezclar con las del bote o incluso con las de los demás jugadores. Este gesto agresivo se conoce como “splash the pot”.

    Existen gestos que sustituyen el hecho de anunciar los movimientos a viva voz. Si por ejemplo golpeas levemente la mesa se considerará que pasas (Check).

  • En lo referente a los turnos.

    En cuanto a los turnos, es importante estar atento a la partida para que no te tengan que esperar y decir que te toca porque estés despistado, o que no te adelantes a hablar saltando a jugadores que todavía no han hablado. También debes estar atento y poner las ciegas cuando te corresponda, e incluso mover la ficha del dealer cuando sea oportuno. En el caso de que anuncies algo antes de tiempo, se te guardará lo que has dicho salvo que otro jugador cambie la dinámica de la ronda.

    De forma extraordinaria, se consiente que te adelantes a tu turno, y esto es entre una ronda y otra, antes de que haya salido una carta, y siempre que vaya a ser tu turno de hablar en primer lugar, puedes hacer una apuesta o pasar sin saber la carta que va a salir. En cualquier caso suele ser más común decir que pasas que apostar sin saber la carta. A esto se le llama “Check/Bet in the dark”.

    Otra cosa a tener en cuenta es que existe un límite de tiempo para actuar para cada jugador de 1 o 2 minutos normalmente. Sin embargo, un jugador de poker suele tener tiempo ilimitado para decidir que hacer a no ser que un jugador de la mesa decida pedir el tiempo, es decir que pida que al jugador se le empiece a contar el tiempo que está pensando, sino se mantiene ilimitado. No se suele pedir el tiempo, y más si es una situación complicada y con mucho dinero en juego, ya que pedir el tiempo en una situación así podría resultar ofensivo.

    Otra conducta ofensiva en cuanto a los turnos es hacer lo que se denomina comúnmente “slowroll”. Este comportamiento, al igual que el anterior, tiene que ver más bien con un tema ofensivo más que de normas estrictamente. Así pues hacer “slowroll” consiste en dejar pasar tiempo cuando es seguro que vas a pagar porque tienes una jugada máxima y no queda nadie por hablar, o en otras palabras hacer teatro innecesario con la mejor jugada. También consistiría en hacer “slowroll” si en el momento de enseñar las cartas (showdown), no las enseñas rápidamente si sabes que vas a ganar. Este comportamiento consiste en provocar esperas y padecimientos innecesarios en el rival, lo que puede llegar a ser muy ofensivo.

  • Hablar más de la cuenta.

    Por regla general está perfectamente permitido hablar en una mesa de poker. Incluso es aconsejable si sabes aprovecharte de ello, aunque si va a tener como consecuencia dar información extra a tus rivales será mejor evitarlo. Hablar en una mesa de poker es un arma de doble filo ya que por un lado puede dar un ambiente distendido a la mesa pero siempre que hay dinero por medio hay más interés que diversión y compañerismo. Normalmente se habla para sacar información a tus rivales más que por simple pasatiempo.

    Lo peor que puedes hacer es decir tu mano o una parte de ella, y por supuesto tampoco enseñar tus cartas si no se ha acabado todavía la mano. Es decir que no puedes ni siquiera dar pistas de lo que tenías una vez que hayas tirado tu mano, ni tampoco decir lo que tienes mientras conserves tus cartas. Tampoco podrás intentar adivinar las cartas de los demás mientras estén jugando, esta podría ser una forma de dar pistas sobre tus cartas ya que tú mismo tenías también dos cartas. Así que si realmente deseas comentar una mano espera siempre en todo caso a que esta haya finalizado.

    Otra cosa que está estrictamente prohibida en el poker es dar pistas o comentar sobre lo que vas a hacer mientras haya jugadores por hablar delante de ti. Y de la misma manera un jugador que esté por ejemplo contemplando la posibilidad de pagar una apuesta de otro jugador, no puede hablar ni consultar sobre lo que van a hacer los jugadores de detrás que quedan por hablar.

    Nunca des órdenes sobre lo que tienen que hacer el resto de jugadores, ya que esa tarea corresponde al croupier. Especialmente no digas a otro jugador que enseñe las cartas en el momento del showdown.

    Tampoco es de buena educación hablar por teléfono en una mesa de poker.