Jugar en varias mesas online

Una de las cosas que te permite el poker online que no permite el poker en vivo es poder jugar en varias mesas a la vez. Esto tiene sus pros y sus contras. Jugar muchas manos a la vez puede ser un plus de emoción y entretenimiento pero puede tener consecuencias negativas para tu juego.

Es cierto que hay veces que pasas mucho tiempo sin jugar y prefieres tener varias mesas abiertas para multiplicar la acción. Pero es muy importante conocer las consecuencias de esta forma de jugar multimesa.

Lo primero que pierdes jugando en varias mesas a la vez es el carácter personal de la mesa, y por tanto se reduce la capacidad de análisis de los jugadores en particular y de la mesa en general. Se multiplica por tanto también la dificultad respecto a la capacidad de lectura de la mesa y de análisis de las fases del juego. De esta forma las decisiones que tomas son decisiones aisladas y no valoradas y contrastadas con el resto de movimientos de la mesa. Esto conlleva una pérdida del nexo de unión con la mesa, y por lo tanto una pérdida de información sobre la mesa que te podría ayudar a tomar las decisiones apropiadas.

También hay que decir que existen jugadores muy experimentados, con mucha practica en jugar muchas mesas a la vez, y que dominan esta técnica a la perfección. En estos casos, estos jugadores se suelen apoyar la mayoría de las veces en programas “trackers” que les dan aquellas informaciones extra necesarias sobre los jugadores, y que suplen en cierto sentido las que puedas obtener del análisis por observación de una mesa, como el número de veces que un jugador sube la apuesta, ve el flop, o resube una apuesta.

Si decidieses abrir varias mesas a la vez, en Cash o en Sit and Go, es muy importante que las mesas que tengas abiertas sean idénticas, con la misma velocidad de juego y los mismos límites. Y sobre todo tendrías que jugar en cada una de ellas de manera completamente aislada entre unas y otras. En efecto, muchas veces se tiende a tratar de compensar las ganancias y pérdidas entre unas y otras, o si pagas en una, tiras las cartas en la otra, todo esto es un grave error ya que una mesa no tiene nada que ver con la otra. Tienes que ver cada mesa como una individualidad y no como un conjunto de mesas.

En mi opinión, a menos que seas un jugador muy experimentado, en todo caso es desaconsejable abrir más de dos mesas a la vez ya que perderías por completo el nexo de unión con la mesa y tomar decisiones aisladas y sin ningún tipo de información es tarea casi imposible y suele ser sinónimo de perdidas.