Elección entre torneos de poker o partidas de cash

Un jugador de poker debe reflexionar en que tipo de juego especializarse, en torneo o en cash.
Un jugador de poker debe reflexionar en que tipo de juego especializarse, en torneo o en cash.

Uno de los primeros planteamientos que nos debemos hacer a la hora de introducirnos en el mundo del poker es decidir qué tipo de jugadores somos, qué buscamos en el juego de poker y qué esperamos conseguir, porque cuanto más claras tengas las ideas, más fácil será elegir el tipo de juego en el que especializarnos.

Los torneos de poker o las partidas cash de poker son muy diferentes, al igual que el tipo de jugador que encontraremos en cada una de estas mesas.

En los torneos de poker siempre encontrarás menos riesgo económico, ya que si no estás jugando en un torneo de recompra siempre sabrás con seguridad el dinero que puedes perder, mientras que en el caso de las partidas cash (partidas por dinero) tanto las ganancias como las pérdidas no tienen límite, puesto que en cada mano podrás apostar todo lo que tu presupuesto te permita.

Partidas cash

Adaptarte a las partidas de poker por cash es muy fácil. Lo interesante de este tipo de partidas es que siempre puedes subir y bajar de nivel adaptándote a tus posibilidades, tú eliges en qué nivel te ves más cómodo.

Cuando se juega al poker por cash, lo normal es empezar en un nivel bajo y comenzar a subir de nivel y de categoría según vayas aprendiendo. Por ejemplo si comenzamos en un nivel y vemos que nuestro bankroll crece, quiere decir que estamos en el nivel adecuado y quizá sea el momento de subir de nivel y empezar a competir contra otros jugadores más preparados. Pero en el caso que decidamos sentarnos en una mesa cuyo nivel está muy por encima de nuestros conocimientos, lo más seguro es que pierdas todas las partidas y se vea afectado negativamente tu bankroll.

Torneos

Sin embargo, en el caso de los torneos de poker (sin recompras), puedes elegir la cantidad exacta de dinero que quieres gastarte, que es lo que cueste la entrada del torneo (el buy-in). Los torneos están totalmente programados, si te interesa participar, te inscribes, ocupas tu silla y juegas. Por ello, los jugadores eligen los torneos dependiendo del dinero del que dispongan, es decir, dependiendo del precio de la entrada (buy-in).

Los jugadores que deciden especializarse en torneos tienen que realizar un gran esfuerzo, puesto que necesitan mucho más tiempo de juego para llegar a un buen nivel. Por ello tienen que adaptar su estilo de vida, implicarse totalmente en el aprendizaje y entrenamiento. Realizan grandes sacrificios, pero son conscientes de que esto les puede llevar a ganar un gran torneo, un gran evento que cambie radicalmente su vida como jugador de poker. Pueden llegar a convertirse en jugadores "Pro" patrocinados por alguna de las mejores salas de poker del momento.

Más estrategia