Viajar y jugar al poker en vivo

Rounders: Viajando, jugando y ganando. Su vida es una partida de poker.
Rounders: Viajando, jugando y ganando. Su vida es una partida de poker.

El poker de verdad, el que se juega en vivo sentado en una mesa delante de otros jugadores, es hoy en día minoritario. Solo unos pocos privilegiados, normalmente jugadores profesionales, se dedican a jugar al poker en vivo recorriendo el mundo entre torneo y torneo.

Hasta el boom del poker online, el poker era un juego que se jugaba siempre en vivo, en los casinos o en partidas organizadas con amigos. Desde la explosión del poker por Internet, el grueso del dinero que mueve el poker se desarrolla en Internet. Las partidas online acaparan hoy en día un gran porcentaje del poker que se juega en el mundo, quedando el poker en vivo relegado a un segundo plano.

Para poder dedicarse a jugar al poker en vivo de manera continuada hay que tener mucho tiempo y dinero, por lo que se trata prácticamente de jugar de forma profesional. Así pues los pocos afortunados que se dedican profesionalmente al poker, y más precisamente a jugar torneos, están constantemente viajando alrededor del mundo buscando los torneos más jugosos. A los jugadores que disfrutan de esta forma de vida se les llama rounders.

Otro perfil de jugador en vivo ha nacido recientemente, esta vez no profesional, y que se dedica a hacer "turismo de poker", es decir, que de vez en cuando elige un destino vacacional que coincida con un bonito casino en el cual se celebre un torneo de su interés. Cada vez más se practica este tipo de turismo, ya que muchas veces coinciden destinos paradisíacos con grandes torneos de poker en casinos importantes. Este perfil de gente aficionada al poker elegirá a veces sus destinos vacacionales respecto a un casino determinado, y muchas veces respecto a un torneo en particular.

Así pues se pueden elegir bonitas ciudades europeas para jugar un torneo del EPT (European Poker Tour), o algunas otras de sudamérica para jugar un torneo del LAPT (Latin American Poker Tour), u otras de Asia para jugar un torneo del APPT (Asia Pacific Poker Tour). Sin olvidar el destino preferido del turismo del poker y de los juegos de casino en general: Las Vegas.

Este turismo de poker se ha desarrollado posteriormente al boom del poker online. Es decir, que algunos jugadores aficionados que han empezado jugando online, han querido expandir sus experiencias en el poker jugando en vivo. Y qué mejor manera de jugar y divertirse a la vez que disfrutar de unas vacaciones con el poker como motivo de fondo.

Tampoco debemos olvidar que las salas de poker online cada vez con más frecuencia ofrecen satélites y partidas con el objetivo de conseguir entradas a torneos en vivo, y las acompañan de un "pack de viaje" con todos los gastos pagados para poder asistir a numerosos destinos a jugar torneos de poker. Estos satélites para torneos internacionales en vivo no cesan de crecer debido a la grandísima demanda de gente deseosa de probar nuevas experiencias, de ampliar sus fronteras con el poker como telón de fondo y como motivo principal del viaje.

Por otro lado el profesional del poker que se dedica a jugar torneos a lo largo de los cinco continentes no cesa de viajar, ya que en cualquier época del año existen torneos en cualquier esquina del planeta. De hecho el calendario de los principales torneos mundiales está coordinado para que no se celebren a la vez, con el fin de que más jugadores puedan acudir a todas las citas.

En definitiva, ya seas profesional o aficionado, viajar y jugar al poker son cada vez más las vacaciones elegidas por jugadores de poker para multiplicar la diversión.

Más historia del poker